Prevención del acoso escolar: Buscando nuevas estrategias para combatir el acoso en las aulas

9 de marzo de 2024
Posted in conescrim
9 de marzo de 2024 Administración Conescrim

Prevención del acoso escolar: Buscando nuevas estrategias para combatir el acoso en las aulas

jose-salvador-lao

Salvador Laó

Miembro de la Junta Rectora. Asesor de estudios.

Leo en El País una noticia estremecedora, condenan a 4 menores a tareas socioeducativas y a indemnizar a la víctima, también menor, por un delito contra la integridad moral, léase acoso en el ámbito escolar.

Irremediablemente, el algoritmo de mi smartphone comienza a lanzar noticias parecidas y descubro que no es un caso aislado. Otra noticia me cuenta que cinco chicas y chicos son acusados por agredir físicamente, insultar y criticar en redes sociales a un compañero de su mismo curso desde que entró en el instituto. En una última, por no seguir reiterándome, se condena a un colegio a indemnizar a una chica por un caso de acoso con insultos xenófobos que ningún estamento educativo pudo identificar en sendos protocolos abiertos al efecto.

Volvamos a la primera noticia que es muy interesante: Los agresores comienzan sus “fechorías” en septiembre de 2021 y es en abril de 2022 cuando se realiza la primera acción, consistente en el cambio de clase de la víctima, lo que puede producir en la misma una estigmatización y por supuesto una revictimización.

Si la primera acción que debemos realizar los criminólogos para que no se produzca un delito es prevenirlo, con mucha más razón, esta premisa debe ser trasladada al acoso escolar. El hecho de que un menor sea víctima de este acoso puede causar en el mismo un serie de trastornos, no sólo físicos, también psicológicos, que pueden determinar una madurez mermada.

En el grupo de trabajo de acoso escolar de CONESCRIM, estamos recopilando los diferentes protocolos de las distintas comunidades autónomas, al tener transferidas las competencias de educación estos protocolos se encuadran en este ámbito, y tenemos claro que todos son de aplicación cuando ya se ha producido el hecho del acoso, por lo que creemos que llegan tarde.

Para mejorar esta situación, hemos iniciado el desarrollo de un protocolo de prevención del acoso escolar precoz con la premisa principal de que hay que evitar que estos hechos se desarrollen, involucrando a toda la comunidad educativa y ofreciéndoles una herramienta para la detección precoz de este tipo de conductas.

Tampoco hemos querido olvidar a las víctimas potenciales, para ello, hemos comenzado a identificar diferentes “señales de peligro”, que se puedan identificar en un primer momento, y con el que los profesores, padres o el personal que trabaja en los centros escolares, puedan dar la voz de alarma para que el acoso no llegue a desarrollarse.

Va a ser un trabajo duro y al que hay que dedicarle mucho tiempo y esfuerzo, pero el grupo de trabajo que se ha creado está muy comprometido y estamos seguros de que el protocolo verá la luz y será de aplicación práctica muy pronto.


Artículo escrito por Salvador Laó
(Miembro de la Junta Rectora, asesor de estudios, y miembro colaborador del Grupo de Trabajo «Prevención e Intervención frente al Acoso Escolar«)


Compartir: